Análisis – Warparty

Vivimos en una época de videojuegos con demasiados vaivenes. Todos buscan hacer algo único, original e irrepetible que los convierta en adalides del diseño creativo, iconos de la historia de este hobby a los que señalar el día de mañana y decir “si, yo he visto la carrera de este creador desde sus mas humildes orígenes, cuando lanzó al mercado su ópera prima”.

Esto es especialmente notable en la escena indie, cantera digital llena de propuestas experimentales donde la creación a modo tradicional en base a un género es poco menos que una herejía, y un “viva la virgen” donde tenemos desde el minimalismo mas petulante hasta la sobredosis de ambición que terminar con clavarse en los hombros del personal a modo de garfios de pesca, sin ir mas lejos os invito a leer los análisis hechos en esta web para que podáis comprobarlo vosotros mismos.

Aquí es donde Warparty se hace un hueco, sabe reclamar a un tipo de público en concreto, y les ofrece algo que ya conocen pero con un punto de vista distinto. Es un juego de estrategia cuya jugabilidad replica totalmente uno de los buques insignia del género, a tal grado que prácticamente es un clon donde solo se han tomado la molestia mínima de cambiar la skin.

Básicamente es como cuando quieres probar el postre de siempre, pero con un sabor distinto. Tenemos el mismo sistema de recursos, mismo sistema de construcción, y misma forma de organizar las unidades ¿donde reside entonces la diferencia? Pues que estamos en un mundo primitivo en vez del espacio, y la fauna local son dinosaurios en vez de criaturas de mente colmena lideradas por una waifu.

Aquí no se está reinventando la rueda en lo que ha jugabilidad se refiere, aunque bien es cierto que esto permite a quienes estén familiarizados con el e-sport primigenio dominar la campaña rápidamente, y tenerlo ahí instalado el disco duro como curiosidad para hacer vete tú a saber que comparaciones. La música es correcta, los FX hacen bien su trabajo y la historia de la campaña es poco menos que 3 tipos de ideales en busca del poder con el que tomar el control de la civilización.

Si no tienes otras opciones, Warparty es una fórmula que ya conoces en un sabor distinto, vale la pena si la encuentras a un precio rebajado, y en caso de no ser un versado es una buena puerta de entrada a la estrategia.

Vivimos en una época de videojuegos con demasiados vaivenes. Todos buscan hacer algo único, original e irrepetible que los convierta en adalides del diseño creativo, iconos de la historia de este hobby a los que señalar el día de mañana y decir "si, yo he visto la carrera de este…

Warparty

Nota final – 7

7/10

Mucho hunga, poco bunga.

Una alternativa suave para jugar un estilo de juego estratégico ya conocido.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!
Ryo Dragoon

Latest posts by Ryo Dragoon (see all)

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.