Análisis – Vostok Inc.

A veces no se porque me meto en ciertos berenjenales, ya que esto de dedicarse al análisis de videojuegos de la manera más profesional posible, implica tener que jugar a ciertos juegos que no se te apetecen de primeras, pero donde la profesionalidad prima ante todo y te empeñas en verle el lado bueno a lo que te venga por delante.  Pero en este caso, el problema es que una vez llega a tus manos, no puedas dejar de jugarlo pese a que tengas cola pendiente de material.

Y es que una vez te remangas, tienes que coger el toro por los cuernos y este toro se llama Vostok Inc., una suerte de shump mezclado con estrategia de bajo nivel, donde tomamos el papel de un hombre de negocios cuyo campo de trabajo es la galaxia entera y donde tendremos que establecer nuestra empresa en la mayor capacidad de planetas para poder ser rentables en nuestras funciones.   Un título distribuido por Badland Games y desarrollado por Nosebleed Interactive, que claramente se mueve por una corte indie y con valores que acompañan a un género de dicha clase, con una estética cartoon simplista y colorida, acompañada de una música muy machacona, prescindible e ignorable.

Pero es que para comprender mejor Vostok Inc. hay que tener en cuenta que toda la falsa estrategia que acompaña a este título, tiene mucho que ver con la formula de los clicking y taping games, juegos donde los numeritos mandan y donde en la búsqueda de los valores numéricos más altos, tendremos que ir distribuyendo la riqueza existente para poco a poco llegar a ciertas metas.  O dicho de otro modo, cuanto más fabricas, más obtienes, y para obtener más, más debes fabricar puesto que el precio de todo va creciendo exponencialmente a las cantidades que vas comprando.  Aquí no se ahorra, se gasta para poder ganar más y así subir la Producción Por Segundo (PPS).

En los clicking o taping games, muy comunes en móviles o pc, siempre machacan esta formula en free-to-play que cuando llegan a cierto momento, castigan al jugador reiniciando la PPS para poder acceder a un plus de producción que permita una segunda vuelta más holgada y rápida.  Por suerte Vostok Inc. no tira por ahí, y las cifras son accesibles aunque para ello te expongas a horas y horas de farmeo con el mando en la mano.

Es el vicio, el autentico vicio puro, una droga a la que no puedes parar de jugar y darle como Vostok Inc. te haya cogido de tus partes nobles, y para conseguir esa aditiva formula se nutre de dos principios, el primero es el factor numérico que nos hace querer ver hasta donde podemos llegar, y el segundo es que tenemos casi seiscientos logros desbloqueables que te darán una falsa sensación de sentirse premiado, con lo que no sientes que pierdas tiempo jugándolo y sigues manos a la obra con tu misión.  El resultado, en mi caso, han sido ocho horas seguidas y soñar con la creación de empresas en diferentes niveles.

Pero por suerte para todos, y para el propio juego, Vostok Inc. no se mueve sobre esa eternización de un título sin final, y aquí disponemos de un número limitado de sistemas solares y planetas, aderezado por un argumento que está porque debe estar y cumplir.  Seis sistemas solares tenemos por delante, cada uno gobernado por alguna raza alienígena con muy mala baba que comunicará frecuentemente con nosotros para amenazarnos, cuando se cumplen ciertos objetivos tendremos acceso al final boss de ese sistema solar y al vencerlo podremos comprar el viaje a la próxima galaxia.

Y es que hasta ahora nos hemos centrado en el modo más “estratégico” del juego, y nótense las comillas.  Entre planeta y planeta tendremos que desplazarnos por el sistema solar, acabar con docenas de enemigos con nuestra nave y por el camino cumplir con otras opciones, como la recuperación de personal desperdigado por el espacio.  Además podremos acceder a pequeñas carreras que nos darán más moneda del juego y a farmear asteroides que tendrán la misma función.

La jugabilidad se limita a el uso del doble stick, uno para mover la nave y el otro para disparar a todo bicho viviente, y como armas tendremos hasta tres huecos de armamento en los que podremos combinar diferentes tipos de modalidades de disparo para crear nuestro disparo perfecto, al tiempo que podremos hacer crecer el daño mediante las diferentes actualizaciones.  La combinación de estos tipos de disparo nos dará cosas que van desde la metralleta hasta la posibilidad de disparar unicornios explosivos, pasando por rayos de varios tipos.

Los enemigos a los que nos enfrentaremos, variaran entre las diferentes galaxias, pero suelen tener ciertos paralelismos entre sí, por lo que aunque no se repiten en diseño, si en su metodología para atacarte.  Algunos de ellos lo que conseguirán, es bloquearte la pantalla impidiendote escapar y obligándote a acabar con toda una oleada de naves antes de poder volver acceder a un espacio abierto.

No solo tendremos enemigos, también tendremos a otros personajes que podremos meter en nuestra nave como son los gerentes, los inversores y los ejecutivos.  Los primeros te permitirán ir sumando un plus en la recolección por segundo total, los segundos te darán una cantidad proporcional a lo que tengas en ese momento, y los terceros poco más que son seres caprichosos que tomarán lugar en tu nave y se limitarán a ser alimentados como si de Tamagotchis se tratasen.  Además, cada vez que conseguimos un ejecutivo, se nos da acceso a un minijuego que podremos jugar para conseguir logros y trofeos del juego.

Lamentablemente, es un juego que divierte durante las primeras horas de juego para después solo entretener y buscar darte horas de juego vacías.  Donde te limitarás a farmear dinero, dar vueltas por tus planetas y buscar más gerentes perdidos, todo ello mientras vas subiendo nivel para poder enfrentarte al próximo jefe en más igualdad de condiciones.

Y es que quizás, yo le pediría a una secuela de Vostok Inc. lo que le ha faltado en este, una mayor variedad entre los planetas y que estos tengan sus propias características y modificadores que aumenten un grado el nivel estratégico del juego.

El juego está en perfecto castellano, al menos en subtítulos, ya que lo que son las voces de Jimmy, es una especie ruido infernal que te perfora los oídos que nos hace odiar un poquito más a este personaje que nos servirá como guía.  Como apunte, este juego hace gala de un gran sentido del humor y eso lo notaremos tanto en las diferentes descripciones del juego como en casi cualquier punto del mismo.

A veces no se porque me meto en ciertos berenjenales, ya que esto de dedicarse al análisis de videojuegos de la manera más profesional posible, implica tener que jugar a ciertos juegos que no se te apetecen de primeras, pero donde la profesionalidad prima ante todo y te empeñas en…

Vostok Inc.

Nota Final – 7



7/10

Drogaina pura

Vostok Inc es como esa hamburguesa de tres plantas, con extra de queso y Bacon, sabes que no es buena pero estás terriblemente enganchado y quieres más aunque tu estómago y tus venas dicen “Basta”. Es repetitivo, machacón y con unos valores de producción modestos, pero sigo pensando en como seguir sacando rentabilidad a esos malditos planetas y quiero volver a tener el mando en mis manos.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref
About the author

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte. Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.