Análisis – Valkyria Revolution

Conozco a alguien, no diré el nombre, que cuando supo del desarrollo de Valkyria Revolution se puso extremadamente feliz, una de estas personas que le encandiló esa saga con toques estratégicos que nació en Ps3 para luego perdurar en PsP y cuya tercera entrega se quedó en los abismos de la localización.  Una noticia fantástica para este fan que ya estaba muy motivado por la remasterización de la primera parte y que lamentablemente no sabía que se iba a encontrar un título que quizás no está a la altura.

El cambio era evidente, dejaba de lado bastantes cosas y pese a compartir un mundo en común, se alejaba como buen spin-off de todo lo que habíamos visto.  SEGA se puso manos a la obra y gestionó este JRPG que en ningún momento ha querido pasar por un triple A, porque realmente pocos son los títulos de este género que actualmente llegan a esa categoría.
Un resultado que peca de poco inspirado en muchas de sus facetas pero que aun es aprovechable gracias a esos puntos positivos, que aunque menos de los que quisiéramos, aun existen en esta obra.  Obviamente el punto fuerte es el argumento, donde a través de doce capítulos incluyendo prologo y epílogo,  nos muestra el enfrentamiento entre los territorios de Jutland y Ruzhien por la posesión de un mineral con propiedades mágicas y que tornará la balanza del desarrollo, todo ello con una base histórica como sería en este caso la revolución industrial sustituyendo a la segunda guerra mundial de la saga principal.  Ante todo esto tenemos un grupo de personajes que pueden pecar de estar preconstruidos bajo una premisa y que quizás sorprendan menos de lo que debiera, pero que nos dará un desarrollo que estará cargado con toneladas de texto e imágenes estáticas en lo que se descubre como una forma demasiado sencilla de abaratar costes de producción, a lo que hay que sumar que no se encuentra localizado al castellano.
Como ya indicamos, se cambia el estilo de juego y este se adapta a algo más parecido a un hack & slash sin llegar a serlo, donde tendremos a todo el grupo de héroes pero solo manejaremos uno en cada momento pero con la posibilidad de ir alternándolos entre ellos.  Personajes que disponen de sus propias habilidades y cuya progresión está ligada a un sistema de habilidades algo lioso, donde además cuenta un punto que para muchos puede ser negativo como es la muerte permanente de los aliados, cosa que se queda en anécdota en el momento en que podremos reintentar las misiones donde hayamos tenido bajas para evitar este problema.  Hay que indicar también que la dificultad no se destaca por ser extremadamente alta y el componente estratégico pasa a ser algo muy secundario, centrándose más en el avanzar hacia adelante que en otra cosa.
La técnica Cel-shading también está en Revolution, incluyendo esa gama de colores apagados propia de Valkyria Chronicles.  Todo marcado con un diseño más serio, donde tendremos menos viñetas y nos quedaremos sin las onomatopeyas de la saga clásica.  Lo malo es que en plena acción, las animaciones pecan de ser siempre demasiado correctas y se sitúan como las propias de un juego de categoría menor.
Pero hay una cosa que destaca sobre todo lo demás, el apartado musical de Yasunori Mitsuda, a muy alto nivel y que premia al jugador ya no solo con sus composiciones sino que además, su edición física incluye un cd de música con varios temas del juego como plus añadido para declinarse en la compra de un título que no es realmente malo, simplemente se queda en un quiero y no puedo.
Lo mejor de esta obra es que algunos se quedarán cautivados por la historia una vez que dejan de lado ciertos puntos negativos, y descubren un mundo de posibilidades que está en manos de SEGA el poder llevar adelante en posteriores entregas de Chronicles o incluso de Revolution, algo que solo el tiempo nos demostrará.

Conozco a alguien, no diré el nombre, que cuando supo del desarrollo de Valkyria Revolution se puso extremadamente feliz, una de estas personas que le encandiló esa saga con toques estratégicos que nació en Ps3 para luego perdurar en PsP y cuya tercera entrega se quedó en los abismos de…

Valkyria Revolutions

Nota Final – 6.5



6.5/10

Mejorable

No es el título que se podría esperar un fan de la saga, pese a que no sea mal juego le pesa la excelencia de la saga principal que se diluye en un producto descuidado en muchos apartados excepto el musical.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref
About the author

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte. Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.