Análisis – Street Fighter V Arcade Edition

Me he decidido a sentarme tranquilamente a esperar a que ciertos comunicadores sean capaces de echarle ganas y que realmente asuman una verdad, Street Fighter V está muy lejos de todas esas críticas que obtuvo en su salida hace un par de años y ahora se trata de un título que no solo merece la pena, sino que tienes que tener en tu videoteca si te gusta un mínimo los juegos de lucha.  Pero no te preocupes, si tu vena hater te lo impide, se que probablemente te escudarás en docenas de excusas negativas que probablemente no te convenzan ni a tí, pero habrá que seguir expandiendo la palabra.  Y no, Street Fighter V en origen distaba mucho de ser perfecto y probablemente no era una buena compra, pero todo ha dado un giro de 180º, y no veo la repercusión que tendría que tener en estos momentos.

Y es que lamento ser tan directo, pero desde el principio a un juego que claramente estaba en proceso de desarrollo se le ha machacado sin más, cuando era el propio usuario final el que tenía que elegir si jugarlo a medio hacer o esperar a que estuviera al 100%.  Muchos lo tildaban de timo y estafa, pero Capcom lo dejó claro y avisó que esta vez solo existiría un Street Fighter V que se iría actualizando sobre la marcha para no dividir la base de jugadores.

Empezamos en su día con 16 luchadores, una cifra que para los estándares de hoy en día se nos hacía flojito y con la esperanza de tener varias temporadas a seis personajes por cada una de ellas.  Hasta el día de hoy disponemos de 13 personajes más y 5 pendientes de que aparezcan en lo queda de año.  Dos temporadas que han visto rebajado su precio con la salida de esta edición y que vienen incluida en las nuevas compras del título que indiquen el subtítulo Arcade Edition.  Un total de 34 personajes que ya si nos permite decir que tiene un buen catálogo de luchadores y más cuando están perfectamente diferenciados entre  si.

Una puntualización, el usuario que ya tiene la edición básica del juego, habrá actualizado el mismo y tendrá a grandes rasgos todo lo que te ofrece esta edición, sin contar los personajes adicionales, y para el que no lo tenga, el título ha salido a precio reducido muy alejado de los 70 euros de lanzamiento.

Para los poco puestos en toda la jerga de los juegos de lucha, la principal novedad que van a tener en cuenta es que por fin estrena ese modo Arcade que tanto se le pidió, con lo que complementa enormemente a ese terrible modo historia de dos-tres combates por luchador que acompañaba al juego, y que no gustó a absolutamente a nadie.  Pero en este modo Arcade no solo podremos disfrutar de un recorrido, sino hasta de seis con un número de combates variados, pasando por las cinco entregas oficiales y la de Street Fighter Alpha.  No todos los luchadores serán seleccionables en cada recorrido, algunos estarán muy limitados como el de Street Fighter 1 con tan solo 6 luchadores, pero esto multiplica las horas de juego offline y nos permite ofrecerle mucho más tiempo de juego del que hubiéramos imaginado.  Además como detalle, han incluido hasta fase de bonus, la de romper los barriles que caen desde una cinta en movimiento, que si bien no es la del coche, pero algo es algo.

Disfrutaremos también de un modo Versus por equipos con hasta cinco luchadores, donde iremos desde el clásico eliminatorio hasta el mejor de x victorias, dando más variedad a un modo tan clásico que era extraño que no estuviera incluido con anterioridad.

Y por lo demás, continuamos con el polémico Fight Money, esa esperanza por parte de Capcom que a la hora de la verdad se traducía en poder conseguir fácilmente el dinero necesario para dos personajes, pero difícilmente para el resto.  En este caso tenemos el modo Misiones, que nos permite acceder a cierta cantidad de Fight Money siempre que cumplamos unos requisitos y siempre de manera online.   Además, gastándonos algo de esta moneda, podemos acceder a ciertos desafíos que nos recompensarán con contenido exclusivo como puede ser trajes basados en otros personajes de Capcom, como el de Viewtiful Joe para Rashid.

Podríamos hablar también del modo online, muy criticado en su salida porque no iba demasiado fino y cuando las circunstancias lo permitían, nos encontrábamos con docenas de ragequits que no eran penalizados.  Ahora la cosa va más fina, quizás dista de la perfección pero será raro tener problemas reales con la conexión.

Por último, y en lo que se refiere a los propios personajes, también han incluido un segundo V-Trigger, que para los profanos era un estado al que el personaje podía acceder cuando la barra del mismo nombre alcanzaba su plenitud, esto nos permite realizar diferentes golpes o modificaciones en los que ya teníamos.  Hasta ahora solo teníamos uno por luchador, pero ahora podremos elegir en la selección de luchador la que nos interese más en cada momento.

No podemos negar que Capcom esta forzando la máquina e intentando redimirse de las críticas iniciales, trabajando para mejorar los números de una franquicia que no ha llegado hasta donde se esperaba en términos de ventas y que injustamente no se está reflejando su calidad más allá de los medios escritos.

Y como dije al principio, puedes decir que si tiene muchos escenarios de pago o trajes para personajes extremadamente caros, pero debemos aceptar de que es un contenido adicional no incluido y que no hay un limite inicial como para plantearte ser coleccionista, ya que en principio, todos estos detalles van creciendo en el bazar.

Me he decidido a sentarme tranquilamente a esperar a que ciertos comunicadores sean capaces de echarle ganas y que realmente asuman una verdad, Street Fighter V está muy lejos de todas esas críticas que obtuvo en su salida hace un par de años y ahora se trata de un título…

Street Fighter V: Arcade Edition

Nota Final – 9



9/10

Redención absoluta

Si tienes Street Fighter V, dirás que esto es lo que tuvo que ser en inicio, y nadie te lo podrá negar. Pero si no lo has disfrutado por convicciones u otras razones, es el momento de ver hasta donde ha llegado y cuan grande es.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Gref

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*