Análisis – Rabi-Ribi

La primera vez que vi el título de Rabi-Ribi no me dio una impresión notable, pero cuando me enteré de que se trataba de un Metroidvania comenzó a llamar mi atención, siempre ha sido un género que me ha gustado, el poder descubrir los secretos del mapa conforme avanzabas es una sensación realmente agradable, así que al oír que el juego pertenecía a este género, solo tenía en mente el jugarlo.

Más adelante vi imágenes y descubrí que tenía algo de Bullet Hell, algo que me echaba para atrás, pero inocente de mí, pensé que quizás no era tan complejo…

Lo primero que puedo decir, es que el argumento no me atrajo demasiado, durante nuestra partida manejaremos a una coneja la cuál por razones que desconoce ha sido transformada en humana, manteniendo su orejas y cola, llamada Erina. Lo primero que haremos es despertarnos en un sitio desconocido para ella y tras avanzar un poco por ese mapa, seremos teletransportados a nuestro mundo.

Aquí es donde comienza nuestra aventura de verdad y lo primero que haremos es ir a por un arma para poder hacer frente a las adorables criaturas que nos acechan. El argumento al principio torna en encontrar a nuestra maestra, Rumiy a partir de ahí es cuando la trama avanza y se complica más, volviéndose más interesante.

La jugabilidad del juego, como he comentado, es un Metroidvania mezclado con Bullet Hell. Al principio, que solo contamos con un arma cuerpo a cuerpo, el juego puede no parecer un Bullet Hell, pero conforme avancemos, iremos viendo como la pantalla se llena de proyectiles y sin necesidad de ser un combate contra un jefe, también desbloquearemos durante el principio la capacidad de disparar proyectiles gracias a nuestra compañera hada, Ribbon, la cuál irá consiguiendo diferentes proyectiles durante la aventura.

El juego nos permitirá elegir entre diferentes dificultades y modo al principio, dándonos la opción de jugar contra los jefes con todos sus patrones haciendo falta que consigamos cierto equipo antes de hacerles frente o jugar de forma que adaptaran sus ataques a nuestro avance en el juego, también he de decir que en dificultad normal o inferior, contaremos con un efecto ayuda tras una cantidad de muerte que nos permitirá recibir menos daños entre otras cosas, aunque llegado a cierto momento, necesitaremos de mucha habilidad aun contando con esos efectos.

Nuestro equipo, como en otros metroidvania, lo iremos encontrando poco a poco conforme avancemos en la historia, entre estos contaremos con unos objetos llamados Insignias, las cuales podremos equiparnos hasta un límite (el cuál podremos aumentar) y nos proporcionarán más defensa, daño u otros efectos diferentes para facilitarnos los combates.

La banda sonora del juego es excelente, siendo bastante divertida y llevando un ritmo muy apropiado para los jefes a los que nos enfrentamos, no resulta molesta y junto a la temática del juego nos sacará una sonrisa. Los diseños de los personajes es bastante bonito, aunque en mi caso, el fanservice no me agradaba del todo, a la hora de jugar contaremos con una versión 2D pixelada de los personajes que le da un toque agradable al juego y muy bonito de ver, además de que algunos mapas cuentan con un diseño muy bien realizado y resultan fascinantes.

Como extra, una vez acabemos el juego contaremos con un modo speedrun para poner a prueba nuestra habilidad y un modo Boss Rush, con lo que tendremos rejugabilidad a parte de terminarnos el juego en modos de dificultad más avanzados.

En conclusión, nos encontramos ante un título muy divertido y que exigirá toda nuestra habilidad para hacer frente a los jefes con más nivel o en dificultades más altas, además de contar con una cantidad de coleccionables amplía para aquellos que quieran investigar cada nivel.

La primera vez que vi el título de Rabi-Ribi no me dio una impresión notable, pero cuando me enteré de que se trataba de un Metroidvania comenzó a llamar mi atención, siempre ha sido un género que me ha gustado, el poder descubrir los secretos del mapa conforme avanzabas es una sensación realmente…

Rabi-Ribi

Nota Final – 7.8



7.8/10

Excelente

Si eres fan de los bullet hell y disfrutas los metroidvania, este juego te encantará, si no eres muy dado a los bullet hell, recomiendo probar en fácil antes que ir a por más.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Roadhog

Con unas gafas por delante, la realidad se difumina entre lo malo y lo peor, pero para eso está esta realidad irreal.
Roadhog
About the author

Roadhog

Con unas gafas por delante, la realidad se difumina entre lo malo y lo peor, pero para eso está esta realidad irreal.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.