Análisis – One Piece:World Seeker

¿Cuantos de aquí siguen One Piece casi de sus inicios? Supongo que alguno habrá, alguno de esos de los que se dio cuenta de que una serie cualquiera que empezó como cualquier otro Shonen, se desarrollaba y crecía para convertirse sin duda, uno de los mejores mangas de la Jump.

Y es que llevamos más de 20 años con la obra de Eichiiro Oda, y eso se traduce en el mundo del videojuego en multitud de títulos con mayor o menor suerte. Entre plataformas, juegos de acción y juegos de lucha, podríamos decir sin equivocarnos que mientras el último, Burning Blood, fue bastante flojo, con los Pirate Warriors descubrimos juegos muy entretenidos y completos, así que cuando se nos menciona la existencia de un action RPG con mundo abierto, esperábamos algo muy grande o al menos… aceptable, cosa que no ha sido así.

Letras de World Seeker tenemos a Ganbarion, para muchos algo desconocidos, pero quitando de la lista a Pandora’s Tower, gran parte de sus títulos se han basado en el manga de piratas por excelencia, incluido Unlimited World Red, Unlimited Cruise y Unlimited Adventure, por lo que para tener tanta experiencia nos extraña tanto que este juego mantenga ideas y personalidades que no se corresponden a los personajes del manga.

Y es que si, este juego es mucho peor si eres un fan de Luffy y compañía, puesto que aunque intenta emular un arco argumental o la estructura de una película, diría más que esto último, pero lo hace de una manera muy fallida ya que solo el sombrero de paja tiene peso en la trama y todos sus nakamas quedan como simples NPC que no tienen nada que aportar ni contar. Obvia decir que nada de lo que veremos es canon al igual que pasa en las películas, pero es lógico dada la continuidad directa que tiene el manga desde hace bastante.

Luffy y los suyos llegan a una nueva isla, la isla Prisión, que como su propio nombre indica incluye una y está controlada casi en su totalidad por la marina. Dentro de esta isla, otrora lugar de libertad, encontraremos diversos rivales tanto por parte de la propia Marina, como de otros piratas, al mismo tiempo que para darle más jugo, podremos ver a muchas caras conocidas en el mismo que aportarán más fanservice que otra cosa.

Tras una intro bastante espectacular, que no se nos explica, veremos a Luffy y sus amigos en pleno plan para atacar al alcaide de la prisión, pero en el último momento las cosas no salen bien y finalmente cae al mar, donde es salvado por Jeanne, una joven de pelo verde que será la anfitriona de esta aventura. A partir de aquí, nos enteraremos que la Thousand Sunny está maltrecha y los mugiwara no podrán salir de la isla… aunque lo primero es encontrar a todos los miembros de la banda.

Delante nuestra tenemos un mundo abierto, pero no nos flipemos, probablemente se trate de uno de los más pequeños que se puedan recordar en el género, pero que al mismo tiempo, da la sensación de estar muerta por los pocos NPC que habitan en ella. Con el tiempo agradeceremos la poca extensión del mapa ya que no tendremos otro método de transporte que nuestras piernas o agarrándonos a ciertas cornisas y arboles para propulsarnos.

Y es que en casi todo lo que te puedas imaginar, el juego falla irremediablemente. Como dije antes, los NPC son escasos, tan pocos como que en un pueblo te encuentres tres habitantes o veinte en toda una ciudad, pero ya no solo hay pocos, sino que además los diseños de estos se pueden contar con los dedos de una mano ya que no es algo que se hayan trabajado. Las animaciones se repiten y casi cualquier escena con algo de acción se resuelve con un fundido a negro, y es que en el juego quiere ahorrarse todo lo que esté en su mano, y hasta para abrir una puerta, se recurrirá al fundido en negro y presentar la acción ya resuelta.

Las habilidades de Luffy están pendientes de la evolución del personaje, y obviamente esta evolución no cuadra con el Luffy en el momento en el que transcurre el juego, pero esto sería perdonable para aceptar un nivel de progresión del personaje, aun así, el árbol de talentos incluye demasiadas opciones que no serán nada útiles en el juego.

Los combates y enfrentamientos son simples, solo tenemos un botón de ataque básico, uno de salto y otro para esquivar, además el gatillo derecho nos permitirá atacar de lejos pero esta opción se limita a muy pocos ataques por lo que si los usamos, tendremos que volver a esperar antes de volver a atacar de lejos. También cabe destacar que la dificultad general de los combates es algo baja en nivel medio, y solo los enfrentamientos con jefes pueden ofrecer algo más de dificultad.

Como buena aventura, dispondremos de una serie de misiones tanto primarias como secundarias antes de llegar al final del juego, cosa que estipulo aproximadamente son 15 horas. De estas misiones, gran parte serán tan simples como recoger x objetos y dárselos al que te los ha pedido, mientras que otras se dedicarán a darnos rodeos desde la isla para alargar artificialmente el título. Como curiosidad, nuestra anfitriona Jeanne aparecerá de una u otra forma en casi todas las misiones, por lo que puede llegar a resultar risible la capacidad de este NPC de estar en todo momento y lugar, en vez de crear más personajes para ello.

También, como hemos dicho antes, Luffy es el completo y absoluto protagonista, tanto es así que veremos como sus compañeros de viaje se limitarán a estar de pie y mandarles recados en todo momento, no teniendo casi ningún peso en la trama. Una forma de actuar que difiere totalmente de lo que conocemos en el manga y que rompe con la obra, por mucho que detrás del diseño de algunos personajes y las bases del argumento haya estado oficialmente el propio Oda.

Veremos caras conocidas, como Smoker, Cocodrile, Buggy, Aokiji, Kizaru o el los hermanos de Sanji, además tendremos enfrentamientos con ellos pero tanto el resultado como la integración en la historia, no tienen sentido y apesta a que han sido incluidos para el fanservice, pero sin currarse lo más mínimo el porqué.

A nivel técnico luce bien, tan bien que el diseño de personajes es digno de que la Toei tomara buena nota y aceptase a cambiar la animación más clásica por este tipo de cell shading que cumple bastante su función. Los escenarios no destacan ni para bien ni para mal, pero la interacción en ellos es casi nula. En el tema sonoro, la música no es la oficial de la serie, además es casi inexistente en gran parte del juego y repetitiva en los fragmentos que si disponemos de ella. El juego se encuentra subtitulado al castellano pero las voces están en japonés, aunque como en otros casos, la mayoría de las veces las voces serán poco más que gruñidos y onomatopeyas.

One Piece: World Seeker es en definitiva… aburrido, y le damos gracias a que no sea extremadamente largo y que por ello uno se anime a completarlo, pero nos vuelve a llevar a aquellos días donde los juegos basados en licencias de anime eran títulos baratos, realizados para cumplir como producto de merchandising más que como propio producto de entretenimiento.

¿Cuantos de aquí siguen One Piece casi de sus inicios? Supongo que alguno habrá, alguno de esos de los que se dio cuenta de que una serie cualquiera que empezó como cualquier otro Shonen, se desarrollaba y crecía para convertirse sin duda, uno de los mejores mangas de la Jump.…

One Piece: World Seeker

Nota Final – 5.1

5.1/10

Tocado y hundido

Si eres fan de One Piece, probablemente veas todo lo malo del juego tras jugar pocos minutos. A grandes rasgos no es un desastre, pero si uno de los productos más decepcionantes del año.

¡Cómpralo aquí!
Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!
Gref

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref
About the author

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte. Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para continuar tienes que aceptar la política de cookies. Más información.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

Cerrar