Análisis – Nidhogg 2

Cuatro botones de movimiento y dos de acciones. Así eran los juegos de antaño en el que la simplicidad cobraba un papel fundamental. Jugaban con otras reglas del juego a la hora de desarrollar el videojuego dado que tenías una menor cantidad de posibilidades y eso daba pie a programar con un enfoque totalmente diferente. Debido a las limitaciones de las anteriores generaciones tenían que hacer un gameplay más básico e instintivo. Sin embargo no todo eran color de rosa sino todo lo contrario. Al ser un juego con menos mecánicas implementadas se trataba de juegos cuya regla general eran más monótonos y siendo conscientes de ello tenían que programar a conciencia para que el juego no llegara a aburrir. Nidhogg en su momento fue un juego que rompió con los estándares y fue todo un referente, siendo un juego muy dinámico y divertido. ¿Habrá conseguido su secuela Nidhogg 2 el objetivo?

Nidhogg 2

Lo primero que nos damos cuenta al iniciar el videojuego es que es muy continuista respecto a la primera entrega. Implementa nuevas armas con mecánicas diferentes pero la base sigue siendo la misma, pegarse de leches mientras vas avanzando por un escenario hasta llegar al final. Al igual que su precuela el juego tiene el suficiente carisma como para funcionar y como tal te promete entretenimiento. Como en su precursora dispones de tres posiciones para utilizar un arma y dependiendo de qué posición sea tendrá un impacto diferente. Al mismo tiempo tienes la posibilidad de lanzar tu arma contra el rival, siendo un movimiento arriesgado dado que si aciertas vences al rival pero si fallas en tu intento estás completamente vendido.

Las principales novedades del juego residen en una nueva amalgama de armas y de un tamaño diferente de los personajes. En esta ocasión sumado a la anterior espada tenemos la daga, el espadón y el arco de flecha. Ambas armas tienen una utilidad completamente diferente una con la otra así como estar diseñadas para distancias contrarias. En ese sentido las armas están balanceadas y no llega a desentonar ninguna, aunque debido a la dificultad del manejo de cada una es posible que la espada y el espadón destaquen frente al resto debido a su mayor facilidad de uso.  Todas estas armas van rotando en un ciclo y se van alternando cada vez que mueres, dando ventaja a la persona que domine todas las armas en vez de centrarse en una sola. A esta novedad se le suma el hecho de que los jugadores tienen un mayor tamaño que su anterior entrega, haciendo que los combates se vuelvan mucho más habituales y tengan un mayor frenetismo. Otras incorporaciones notables son el modo arcade y el modo ranked, siendo el primero una grata opción para las personas que quieran iniciarse sin que pierda 6 veces seguidas contra coreanos. Por un lado el modo arcade está muy bien aprovechado dado que te introduce poco a poco a todas las armas y sus estilos, aunque en su contraparte tenemos el modo ranked el cual equivale a el modo multijugador pero con una puntuación. La idea no sería mala si no fuera por el hecho de que se trata de un juego en el que muy pocas personas juegan y el buscar partida puede llegar a convertirse una eternidad. Otro cambio menor pero aun así destacable es la opción de personalizar a tu personaje al principio de cada partida, haciendo que tu avatar sea distinguido respecto al resto.

Si Nidhogg 2 hace bien sin lugar a dudas es en el multijugador local, donde el juego gana todo su esplendor siendo el juego ideal para jugar con amigos. La diversión está asegurada para todas las personas que jueguen dado que se trata de partidas cortas hasta el punto en el que no llegan a aburrir. Las situaciones hilarantes y de tensión máxima estarán a la orden del día haciendo que sea una de las mejores posibilidades a la hora de hacer una pachanga con los amigos. Por otro lado es un juego que peca de ser muy dependiente de esa parte, por lo que si lo que quieres es una experiencia de un solo jugador definitivamente este juego no está orientado para ti bajo ningún concepto, dado que posiblemente hagas uso del modo arcade el cual solo tiene una escasa media hora de duración a una dificultad admisible.

Como conclusión decir que se trata de un juego muy simpático en el que la diversión está casi asegurada. El juego tiene una poca vida útil salvo el tiempo que le dediques con tus amigos en compañía. El juego tiene un objetivo único muy claro y lo cumple con creces siendo de las mejores opciones actuales del mercado. Si os gusta demostrar a vuestros amigos quién eres el mejor manejando la espada no dudes en enseñarle este título dado que los piques están asegurados.

Cuatro botones de movimiento y dos de acciones. Así eran los juegos de antaño en el que la simplicidad cobraba un papel fundamental. Jugaban con otras reglas del juego a la hora de desarrollar el videojuego dado que tenías una menor cantidad de posibilidades y eso daba pie a programar…

Nidhogg 2

Nota final – 7.5



7.5/10

Simple pero muy divertido

Se trata de un juego muy simple pero con las bases suficientemente sólidas para divertir al grupo de personas que lo toque. Totalmente recomendable para el multijugador local entre amigos

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Trink

Desde que tengo raciocinio siempre he tenido una consola en mis manos. Amante de los videojuegos y del cine a jornada completa
About the author

Trink

Desde que tengo raciocinio siempre he tenido una consola en mis manos. Amante de los videojuegos y del cine a jornada completa

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.