Análisis – Man of Medan

Encima de la mesa, un par de platos con picoteo, nada demasiado saludable pero con vistas a cumplir su cometido, mantener mis dientes entretenidos durante apenas unos segundos en las próximas horas. Para beber, refresco, del más barato que pudimos encontrar en el supermercado, de esos que saben a polo flas aguado, y si el tiempo el apetito acompaña, ya apañaremos algo en las próximas horas, y es que este es el momento de empezar a ver una película… o de jugar a Man of Medan, la última obra de Supermassive Games.

Cuatro años después de que Until Dawn se pusiera a la venta y sin Sony por medio, los británicos de Supermassive Games retoman la formula y nos plantean el comienzo de algo que puede ser tan grande como nosotros queramos hacerlo, un proyecto de ocho títulos que se estrenarán cada seis meses en lo que se llamará la antología The Dark Pictures, un recopilatorio de obras de terror donde se podrán disfrutar de todos los subgéneros del mismo aplicados a historias totalmente independientes entre si.

Man of Medan es el primero, y preferiría no hacer referencia a los géneros que toca este juego con tal de que la sorpresa no se diluya, pero por delante y tras una breve introducción en el cual viviremos los últimos momentos de un soldado en un gran barco de guerra, la historia pasará a ser contada por el Conservador, una suerte de cuentacuentos que nos dará pie a la aventura.

Antes de comentar nada más, digamos que uno de los puntos fuertes de Man of Medan, y suponemos que de los siguientes títulos, es que incluyen funciones multijugador y está más orientado a ser jugado en grupo que a disfrutarlo por uno mismo. Por esa razón, además de poder jugar online con otra persona y dividirse las opciones y decisiones, también se podrá jugar con un solo mando hasta cinco personas, donde cada uno tendrá el papel de uno de los cinco protagonistas. La gracia de esto es que cualquier cosa que hagamos o decidamos tiene sus efectos, y estos pueden pasar por incluso que cualquiera de los protagonistas puedan morir en cualquier momento, lo que hace que posiblemente, cada partida que juguemos sea diferente a la siguiente.

Y poco más podemos decir, además de que los protagonistas son muy planos y no tenemos opción de encariñarnos por la falta de duración, y es que de la misma manera que ponerse crítico con un título como este, que no tiene un argumento bien definido como tal y contempla tantas opciones, nos lleva a que aunque tras una partida, muchas de las sorpresas desaparezcan, sea una de esas opciones bien válidas quedadas grupales, porque al fin y al cabo, Man of Medan es una aventura que en poco más de tres horas puede finalizarse y su duración motiva a que por una noche, sustituya a una película en esas noches de cine entre amigos.

El apartado gráfico luce bien, aunque no sorprendente, uno de los grandes problemas a nivel jugable son las caídas puntuales de fps, que pueden afectar a la jugabilidad en QTE, de la misma manera que ciertas decisiones y respuestas, parecen pisarse entre si, dando una sensación demasiado artificial del desarrollo de acontecimientos.

Aviso, la aventura va a buscarte el susto fácil, por lo que los más aprensivos tendrán por delante una obra que no es más que un Until Dawn de duración aun más limitada, que por otro lado, podrá resultar algo cara, pese a su precio reducido, a aquellos que en su cabeza solo pase el finalizarlo una sola vez.

Encima de la mesa, un par de platos con picoteo, nada demasiado saludable pero con vistas a cumplir su cometido, mantener mis dientes entretenidos durante apenas unos segundos en las próximas horas. Para beber, refresco, del más barato que pudimos encontrar en el supermercado, de esos que saben a polo…

Man of Medan

Nota Final

Palomitas y punto

Aunque llega a precio reducido, la duración de este título tiene que ser crucial para su compra. Si te gusta rejugarlo y ver todas las opciones disponibles, seguro que lo amortizarás de sobra. Por lo demás, especialmente recomendado para grupos y quedadas, sustituyendo al singstar de turno.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref
About the author

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte. Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.