Análisis – Left Alive

¿Alguien se acuerda de la saga Front Mission? Seguro que alguno habrá, aunque sea de ese Front Mission 3 que nos llegó en la edad dorada de Square a Psx, ya de los siguientes de la saga numerada o spin off, quizás de Front Mission Evolved que en mi caso permanece en la estantería sin haber sido jamás desprecintado, y os aseguro que jugar a Left Alive no se ha convertido en un acicate para comprobar lo bueno o malo que es.

No me puedo dar como un experto en la saga, como otros muchos entró en esta con el primer título distribuido fuera de Japón, osea su tercera entrega, y por aquel entonces no era un gran amante de los RPG tácticos aunque la cosa cambiaría cuando llegó a mis manos los Disgaea. Pero no voy a posturear, el enterarme que Left Alive estaba ligado a Front Mission ha sido un descubrimiento casi de última hora, días antes de que el producto saliera al mercado, y casi que puedo decir que agradezco no se un fan mortal de la saga ni haber caído en las garras de un hype que ha sido inexistente.

Y es que lo primero que me viene a la cabeza, y lamentablemente no es la primera vez que me pasa este año, es que es un producto que ha estado al borde del descalabro, con recortes, cancelaciones, prisas y sacado para que saque lo que tenga que sacar, muy descuidado. Porque hay ideas firmes, pero la ejecución parece poco cuidada que van desde un acabado técnico no digno de esta generación a una dificultad provocada por una IA con serios problemas de lucidez y tontuna a partes iguales.

Por si no lo sabes, LEFT ALIVE es un juego de acción basado en el sigilo, con diseños de personajes de Yoji Shinkawa, que también hizo lo mismo con la saga Metal Gear Solid, pero hasta aquí hay cualquier enlace a la saga de Kojima. Y es que tomamos el papel de Mikhail, sargento de la inexistente Rutenia, Leonid, un condenado a muerte y la capitana de policía Olga, que se verán involucrados en una guerra de la que tendrán que sobrevivir.

Ya sabemos los orígenes del juego, y sabemos que los Wanzer, las máquinas de guerra típicas de la saga Front Mission, tendrán también su peso en ciertos momentos del juego, aunque como en otros puntos del mismo, lamentablemente la experiencia de montarse en un tanque bípedo nos resultará lenta y menos motivante de lo que uno pudiera esperar.

Aun con varios niveles de dificultad, LEFT ALIVE, es difícil, pero una dificultad más basada en lo injusto de la situación por la cantidad de enemigos que tendremos por delante y la dureza de los mismos. A esto tendremos que sumar lo que comentamos antes, una IA desastrosa que lo mismo nos enfrenta a un enemigo estúpido que a uno demasiado avispado, quitándole demasiado peso a la infiltración y promoviendo las escenas de acción que muchas veces se repetirán una y otra vez hasta que el jugador sea capaz de completarla.

El apartado técnico también hace aguas, pese a unos grandes diseños ni los escenarios destacan ni las animaciones de los personajes están al nivel, sobre todo las animaciones faciales, que no muestran atisbo de sentimiento en la mayoría de las ocasiones. Y es que no dudamos en que si llevas un tiempo en este mundillo, veas este producto como algo más propio de hace dos generaciones pero con una mayor resolución.

La sensación general que da este producto es que ha estado al borde de la cancelación, o al menos, ha contado con un recorte de presupuesto más allá de la idea inicial del juego, lo que explicaría el porque alberga tantas buenas intenciones pero estas se traducen en limitaciones en todos sus puntos. Y quien sabe si por eso, las noticias que hemos tenido de este título han sido tan limitadas en los últimos meses.

Por último diré que la capacidad de retrotraerse del ser humano puede ser maravillosa en muchas ocasiones, y un tanto fastidiosa en otras, y es que lo que me viene a la cabeza con este juego es que me transporta a treinta años en el pasado, cuando veías una portada muy vistosa y bonita en un videojuego, cuando la realidad distaba de ofrecerte nada que estuviera a la altura de esa primera impresión. Lo dicho, pobre el que se sienta atraído por este juego por su maravilloso acabado artístico y su portada, el golpe de realidad puede ser duro.

¿Alguien se acuerda de la saga Front Mission? Seguro que alguno habrá, aunque sea de ese Front Mission 3 que nos llegó en la edad dorada de Square a Psx, ya de los siguientes de la saga numerada o spin off, quizás de Front Mission Evolved que en mi caso…

Left Alive

Nota Final – 6

6/10

Del montón

Como poder, se puede jugar, pero sin duda LEFT ALIVE es decepcionante en su desarrollo, firme candidato a quedarse relegado a las estanterías a las primeras de cambio. Dejar se deja jugar, pero su jugabilidad no es satisfactoria.

¡Cómpralo aquí!
Puntuación de Usuarios: 3.4 ( 1 votos)

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref
About the author

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte. Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.