Análisis – Grid (2019)

Codemasters lleva tiempo haciendo lo que mejor se leda, y muchos años han pasado desde que productos como Dizzy formaban parte de su catálogo, y es que ahora estamos ante un referente de la conducción y en este caso, con un título que recicla el nombre para darnos ahora algo más grande.

Aunque el punto fuere de la conducción suele estar en la simulación más completa, a muchos de los usuarios y entre ellos me incluyo, viramos más por las facetas arcades que por lo puro y completo que pueda ser un simulador, y con Grid se encargan de darnos algo a medio camino de las dos vertientes.

Antes de abrocharse el cinturón, tendremos que tener en cuenta que 70 son los vehículos que tendremos disponibles antes de empezar a correr, y estos se dividen en sus propias categorías, aunque obviamente siempre estaremos hablando de marcas y modelos reales, como Ferrari, Ford, Toyota o Renault, y es que la cosa no está para cortarse aunque no sea el catálogo más amplio visto en un juego de coches.

Pero como decimos, no estamos ante un simulador puro, ya que tendremos accesos a niveles de dificultad de IA y configuraciones en los propios vehículos, pero se trata de un producto realizado para disfrutar de la intensidad de la conducción algo más desenfrenada que de intentar jugar ante las limitaciones reales de la propia conducción. Y es que tendremos unas físicas recortadas y menos realistas de lo que nos tienen acostumbrados la gente de Codemasters, pero siempre dejando claro que esto se hace para y por la diversión de un género cuyos exponentes no están tan representados como en otros tiempos.

Entre las diferentes características que tenemos, nos llega una idea que así transcrita parecería sacada de Mario Kart, y es que en la propia IA tendremos un sistema Némesis el cual hará que otros pilotos puedan actuar de manera más agresiva con nosotros a modo de venganza por haberlos adelantados o molestado en su consecución a la victoria, por lo que tendremos a un rival que intentará devolvérnosla en cualquier momento que le sea posible aunque con sentido en sus actos.

El cuerpo del juego está en el modo Carrera profesional, donde dispondremos de numerosos eventos a desbloquear, todo siempre tras correr docenas y docenas de carreras en plena competición. Un modo de juego que quizás podría haber tenido algo más de chicha pero que cumple en contenido, aunque limitándose entre las carreras y los contrarreloj, que definen más el acabado arcade del título.

Sobra decir que tendremos a nuestro alcance la modalidad online del título, con la posibilidad de disputar eventos online o partidas privadas con nuestros amigos. La respuesta en este tipo de carreras es satisfactoria aunque no sabría decir si la vida del mismo se prolongará durante mucho, al menos en la versión de Xbox One.

En cuanto a los circuitos, la cosa está un poco más cortita de lo esperado, aunque ya sabemos que tendremos dos temporadas por delante y esto se traduce en más circuitos y nuevas localizaciones. Por suerte nuestra versión a analizar incluía estos contenidos, pero lamentablemente tendremos que esperar un tiempo antes de poder catarlos ya que el enfoque comercial del juego está hecho para que su vida comercial se alargue para varios meses e incluso años.

El numero total de circuitos, contando con las diferentes variantes es de 81, un número engañoso si tenemos en cuenta que hay ocho circuitos clásicos además de los que a priori, resultan más interesantes que son los cirucitos urbanos, que nos llevará a recordar al clásico MSR de Dreamcast.

Como decía antes, ya conocemos los contenidos de las temporadas que llegan, y es que en los próximos meses tendremos acceso a 12 vehículos de pagos y 90 eventos extras de pago, a lo que habrá que sumar los circuitos extra que si serán gratuitos pero de los cuales no se conoce ni número ni ubicaciones.

El apartado técnico del juego es sin duda notable, aunque si algo tenemos claro es que los juegos de conducción es un género muy proclive a dar lo mejor en cuanto a acabado gráfico y con GRID no se han quedado atrás, ni en modelado de vehículos ni en detalles de los escenarios, incluyendo además los diferentes estados atmosféricos y los rangos horarios.

El pase de temporada permitirá disfrutar de doce vehículos y 90 eventos extra en total, pero los circuitos adicionales, que acaban siendo el factor diferencial en un juego de velocidad (siempre que el garaje sea generoso de antemano, como es el caso), serán totalmente gratuitos. Eso sí, aún no se ha anunciado cuántos trazados se añadirán en total: sólo se sabe que algunos de ellos serán urbanos.

Y es que podemos decir que lo que tenemos por delante, sin duda se pone en buenos puestos de parrilla entre lo mejor del género actual, pero queda a medio camino de las primeras plazas en esta entrega.

Codemasters lleva tiempo haciendo lo que mejor se leda, y muchos años han pasado desde que productos como Dizzy formaban parte de su catálogo, y es que ahora estamos ante un referente de la conducción y en este caso, con un título que recicla el nombre para darnos ahora algo…

Grid (2019)

Nota Final – 8

8/10

Notable

Estamos ante un juego de conducción con tintes más orientados a lo arcade pero sin dejar de lado los toques de simulación, en una formula que nos da un producto interesante pero falto de contenido en comparación de todos los descargables que tendremos en un futuro.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref
About the author

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte. Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.