Análisis – Dissidia Final Fantasy NT

En los últimos días y tras empezar a jugar a Dissidia Final Fantasy NT, he tenido que retomar las entregas aparecidas en PSP para saber de primera mano si a lo que me estaba enfrentando era tal cual, o había cambiado mucho desde los orígenes, pero la respuesta es fácil y directa, este Dissidia solo comparte con estos los personajes provenientes de toda la saga Final Fantasy para ofrecernos un producto caótico.

Square Enix ya hace bastantes años que ha considerado el universo de Final Fantasy como todo un ente y gracias a ellos hemos disfrutado de Kingdom Hearts o del más reciente World of Final Fantasy, pero en medio de ambos nos encontramos con dos de las grandes apuestas para la antigua portátil de Sony, hablamos de Dissidia y Dissida 012 (duodecim), aunque en este caso han querido por apostar por algo diferente para la sobremesa de Sony, olvidándose del mercado portátil con una Ps Vita que ya ni pincha ni corta.

Y tras esta iteración, tenemos al Team Ninja,  que trabaja sobre un título que ya lleva un par de años en el mundillo de las recreativas en tierras japonesas.  Su principal función es traernos esta licencia, pero su adaptación conlleva novedades que quizás, puede no ser del atractivo de los fans de las otras entregas.

El concepto básico del juego, enfrentaba a protagonistas y antagonistas aparecidos en las diferentes entregas de la saga en enfrentamientos uno contra uno, aunque aquí pasamos a 3 Vs 3.  Reunimos a personajes clásicos como Cloud, Squall, Yitan, Tidus, Lightning o Noctis, con villanos clásicos como Kefka, Kuja, Jetch o Sephirot, teniendo al menos un personaje de cada título y en la mayoría de ellos dos, aunque se quedan fuera varios muy interesantes como Gabranth, aunque ya sabemos que habrán más por contenido descargable y probablemente se una en ese momento.

Probablemente, más de uno, con la fiebre de Dragon Ball FighterZ todavía muy reciente, pensará que lo que se va a encontrar con Dissidia es poco más que un juego de darse palos, así que si es eso lo que piensas y sobre todo, lo que buscas, desde ya planteate otra cosa, aquí se viene a jugar a algo diferente.

Como indicábamos algo más atrás, los enfrentamientos serán a 3 vs 3, y los personajes se dividen en tres clases, los hostigadores que atacan a cuerpo a cuerpo, los conjuradores que se enfrentan con ataques a distancia y los especialistas que equilibran ambas parte mientras potencian al resto del equipo.  El resultado es un conjunto entre enemigos que de por su clase, unos son más proclives a superar a otros y a su vez pueden ser superados con más facilidad por la tercera clase, lo que ya nos lleva desde el principio a marcar una estrategia adecuada a los enfrentamientos que tengamos.

Seguramente, lo primero que uno querrá es hacerse un equipo con Cloud, Squall y Yitan, pero quizás nos encontremos un grupo muy descompensado e incluso jugablemente  nos resultará muy diferente entre si.  Cada personaje tiene no solo sutiles diferencias, sino que algunas habilidades personalizables nos permitirán verlo con una función diferente a la que teníamos hasta ese momento.

Quien haya probado la beta, quizás ya sabe a lo que se enfrenta, para el que no , decirle que hay dos tipos de ataques que son los de bravura y los de vitalidad, y aquí viene el sistema que para muchos, en los que me incluyo, puede llegar a ser bastante mareante, pero nada que repetir varias veces el tutorial te pueda resolver.  Aquí no vale spammear botones, no harás nada y no sabras que es lo que estarás haciendo, por lo que  a grandes rasgos con los ataques de bravura puedes bajarle la vitalidad sin dejarlo K.O. pero antes tendrás que haber subido ese rasgo de ataque y no sufrir daños para no perderlo, con ello podremos asestar golpes que llegarán a dejar fuera de combate a un personaje.  Los equipos disponen de tres “vidas” en conjunto y perderlas, aunque sea todo por parte de un luchador, implicará la derrota.

Pero el resultado de esta formula, pese a ser original, es caótico y nos limita a un escenario con seis personajes dando vueltas, volando y saltando, en algo que tardarás en pillarle el truco si no es que lo dejas antes.  Aun así, mientras tendrás que acostumbrarte a una marabunta de golpes y cambios de autofocus donde meditar en una estrategia puede llegar a ser algo complejo.

Y llegamos a uno de los puntos que menos le ha gustado al público, el modo historia es residual y se puede decir que es una mera excusa para animarnos a jugar a los otros modos y al online, ya que tendremos que obtener cristales que nos servirán para desbloquear fragmentos de la historia.  De vez en cuando, en esta modalidad, tendremos algún enfrentamiento, pero la mayoría de las ocasiones nos limitaremos a ver una pequeña historia que nos dejará con ganas de más.

Pero al mismo tiempo que obtenemos cristales, tendremos nuestras “cajas de botín”, que por suerte no se compran con dinero real, y que nos permite desbloquear muchísimos añadidos para todos los personajes, lo que nos llevará horas sacarlos.

La realidad de Dissidia Final Fantasy NT es que es un título que está muy enfocado al multiplayer online, y si tu intención es aprovechar este punto, vas a ver que el atractivo del juego queda limitado a unas pocas horas de juego y dale gracias.  Tendremos las batallas locales, donde podremos enfrentarnos a la IA, o podemos tirar por los desafíos que nos mostrarán una consecución de combates cada vez más difíciles que conforme vayamos avanzando, nos recompensará con dinero del juego y tesoros, además de experiencia que nos desbloqueará los cristales para el modo historia.

El apartado técnico del juego es resultón, nos impresionará ver ciertos personajes conocidos con una calidad gráfica parecida a la de Final Fantasy XV, pero fuera de esto nos encontramos con escenarios genéricos y sin gran cantidad de detalle además de unas animaciones justas para cumplir.  No es un trabajo sobresaliente, pero probablemente no te sorprenda lo más mínimo.

Si eres un fan de Final Fantasy, pregúntate si quieres entrar en un MOBA que lamentablemente no llegará a ser ningún referente, si apruebas estas dos cosas podemos decir que Dissidia Final Fantasy NT puede ser tu título, pero olvida parte de lo que viviste en PSP porque las cosas han cambiado.

 

En los últimos días y tras empezar a jugar a Dissidia Final Fantasy NT, he tenido que retomar las entregas aparecidas en PSP para saber de primera mano si a lo que me estaba enfrentando era tal cual, o había cambiado mucho desde los orígenes, pero la respuesta es fácil…

Dissidia Final Fantasy NT

Nota Final – 6.9



6.9/10

No apto para todos.

Dissidia Final Fantasy NT encierra un pseudo MOBA algo complicado, dentro de una carcasa alimentada por la conocida saga de Square Enix. Es un juego que decepcionará si no sabes a lo que te estas enfrentando y por ello, no apto para novatos y gente con poca paciencia. No es un juego fácil, pero no es para nada un mal juego.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Gref

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*