Análisis – Devil May Cry V

Yo soy firme partidario de que cada juego tiene su momento, un tiempo y lugar en el cual posiblemente se podrá disfrutar mucho más y mejor que forzando la máquina para poder dar las impresiones del mismo en el primer día y a la primera hora, podemos decir que en cuanto a Devil May Cry V así ha sido el caso, al menos mi caso en concreto que tampoco está bien eso de generalizar.

Para empezar, debo decir que lo único negativo que me ha llevado la review es que me hubiera encantado pasar por una revisión de toda la saga previa, sin contar DMC, que no es que tenga nada contra el, pero ya son demasiados títulos por sumar y ese particularmente es el que me nos suma de toda la saga. Y es que necesitaba ponerme en situación y cumplir uno de esos pequeños estigmas, el no haber completado jamás la primera entrega de la saga, las otras si, no por dificultad, ni por malas conversiones como fue la PAL que nos llegó en su día, simplemente por acumulación de posibilidades y limitaciones de tiempo, aun así y pese a haber disfrutado como un chaval con Devil May Cry V, prometo que lo haré más temprano que tarde.

Puedo decir que he tenido la suerte de jugar al juego en sus tres versiones disponibles y sin duda puedo destacar que no hay ninguna que tenga nada que te haga llevarte las manos a la cabeza, y podemos decir que el trabajo que está haciendo Capcom en los últimos tiempos es para quitarse el sombrero, si es que llevásemos alguno, y es que entre Resident Evil 2, Resident Evil 7 y Monster Hunter, los sobresalientes vienen uno detrás de otro, y es que para poner a Capcom como la compañía perfecta solo pediría que tradujesen al castellano la próxima trilogía de Phoenix Wright, aunque no se si esto puede sonar a caso perdido, espero que no.

Devil May Cry V nos vuelve a llevar a una secuela directa de la cuarta entrega, con más de diez años de diferencia y cuando muchos ya no sabíamos ni por donde iba a tirar una saga que tuvo un boom inicial pero bajó un escalafón en la anterior generación. Y a grandes rasgos, el regreso es apoteósico, con ganas de quitarle el mando de los hack & slash a Bayonetta, y además vuelve con numerosos personajes ya conocidos.

El juego comienza fuerte, una invasión demoníaca se ha hecho efectiva en la tierra y un gran árbol ha aparecido en medio de una ciudad para pronto empezar a alimentarse de la sangre de todos los humanos que estén a su alcance. Tras un pequeño tutorial tendremos uno de esos enfrentamientos imposibles que nos hará pensar que nuestro antagonista será casi imposible de derrotar. Fuera de todo esto, tampoco os esperéis un argumento digno de premios, ya que la mayoría del tiempo todo gira en torno a como poder suplir de momentos épicos a nuestros protagonistas, apelando al fan service más fácil y agradecido, y hay que decir, no es algo que parezca mal, pero a veces se toma muy poco seriamente a si mismo.

A grandes rasgos, no nos separamos demasiado de la formula global de la saga, con grandes niveles algo pasilleros, con objetos y enemigos ocultos que premiarán nuestra incesante búsqueda y cacharreo en una suerte de limitada exploración. Al final de estos escenarios tendremos al enemigo de turno al que nos enfrentaremos tras la correspondiente cinemática. Todo muy esquemático, pero dentro de una formula agradable que funciona, eso si, como siempre, hay bosses que por diseño y metodología para enfrentarse a ellos, están en diferentes categorías de calidad.

Una cosa que sabíamos desde el primer día es que no solo tendríamos acceso a Dante, sino que volveríamos a contar con Nero que en este caso se alza como principal protagonista del título, aunque también tendremos que contar con un tercer integrante, hablo de V, un misterioso joven que es acompañado de tres demonios diferentes. En principio, la elección de uno u otro personaje no es posible, y es el propio argumento el que nos establecerá a quien manejaremos.

Cada uno de los tres personajes tiene un estilo de combate diferente, mientras Nero hace uso de sus brazos protésicos para una serie de ataques diferentes, estos están limitados tanto en cantidad como en uso, y podremos sacrificarlos en cualquier momento para realizar un ataque más mortífero, por lo demás, contaremos con la pistola y la espada para atacar y rebanar a nuestros enemigos.

En cuanto a V, no pelea directamente e invoca a Griffon y Shadow, que atacarán por el, el primero nos servirá para realizar ataques a distancia, mientras que la pantera demoníaca nos permitirá realizar ataques cuerpo a cuerpo, ahora bien, el último paso vendrá del propio bastón de V, que será capaz de eliminar a los demonios derrotados. Pero como dijimos antes, son tres los demonios que acompañan a V, y es que cuando rellenamos nuestro medidor Devil Trigger, podremos invocar a Nightmare, que es una auténtica máquina de matar.

En cuanto a Dante, que podemos decir de el, ya que la jugabilidad es la clásica a la que nos tiene acostumbrado, con diferentes estilos de combates y diversas armas tanto de cuerpo a cuerpo como a distancia. Una fórmula que no falla y vuelve.

Como curiosidad, algunos niveles transcurren argumentálmente en el mismo momento, la primera vez que vives esto es en el tercer capítulo, y el sistema te confirma que estás jugando junto a otro jugador, aunque esto no es del todo cierto, y es que en algunos puntos del mapeado podremos ver a otro personaje este corresponderá a otro punto del capítulo, y lo que ves es el modo fantasma de un jugador que ha realizado ese nivel, esto no conllevará ningún perjuicio para nuestra partida y lo único que consigue es fusionar ambas partidas, por último, cuando completemos el nivel podremos darle un voto positivo o neutro a este jugador y ello premiará a este con una gema amarilla, una gema que permitirá resucitar al jugador en un momento dado.

La campaña en si no es excesivamente larga, y en unas diez horas podrás habértela ventilado sin problemas, ahora bien, este juego cuenta con mucha rejugabilidad, ya que por un lado muchos buscaremos las puntuaciones perfectas y por otro suplir la falta de niveles que viviremos con algunos personajes, ya que la imposición de la no elección de personajes nos dejará con muchas ganas de mas de alguno de ellos. Además, las dificultades que nos vienen por defectos pueden llegar a ser muy limitadas y una segunda vuelta con la dificultad Hijo de Sparda nos supondrá todo un reto.

El motor gráfico RE Engine se vuelve a dejar ver en esta entrega y muestra todo su potencial, tanto a nivel de estabilidad como de acabado gráfico. Los 60 fps solo bajarán en los interludios, al menos en consola, y el resultado está cerca del foto realismo gracias a las capturas de en los diseños de diferentes modelos que dan rostro mucho más humano que nunca a nuestros personajes. Además, si queréis vacilar de juego, solo tendréis que probar el modo Foto, tan común en muchos juegos actuales.

No podemos decir ni un solo pero a la banda sonora, muy cañera que por momentos me recordaba a la magnífica banda sonora de Metal Gear Rising, pero lo más interesante es que los temas se van animando conforme aumentamos el rango de nuestras batallas, dándonos un subidón muy acorde para el título. En cuanto al doblaje, contaremos con el inglés y japonés, y casi que es preferible así si nos ponemos a recordar algunos puntos del doblaje de Resident Evil 7, eso si, totalmente subtitulado al castellano.

El resultado final es de sobresaliente en todos los sentidos, un hack and slash que se posiciona como los mejores del mercado en un juego que técnicamente muestra lo que aun puede dar la actual generación al tiempo que dice mucho de Capcom como una de las mejores desarrolladoras japonesas en la actualidad.

Yo soy firme partidario de que cada juego tiene su momento, un tiempo y lugar en el cual posiblemente se podrá disfrutar mucho más y mejor que forzando la máquina para poder dar las impresiones del mismo en el primer día y a la primera hora, podemos decir que en…

Devil May Cry V

Nota Final – 9.1

9.1/10

Esencial

El resultado final es de sobresaliente en todos los sentidos, un hack and slash que se posiciona como los mejores del mercado en un juego que técnicamente muestra lo que aun puede dar la actual generación al tiempo que dice mucho de Capcom como una de las mejores desarrolladoras japonesas en la actualidad.

¡Cómpralo aquí!
Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref
About the author

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte. Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.