Análisis de Oh…Sir! The Hollywood Roast

Fue en noviembre de 2016 cuando en este medio publicamos un análisis del anterior título de esta compañía. En aquella ocasión lo obtuvimos para Steam y se nos planteó como una idea innovadora y algo gamberra.

En esta ocasión, llamémoslo segunda parte o secuela espiritual, el simulador de insultos vuelve a la carga con un toque “glamuroso”. En este caso, en lugar de británicos insultándose, tendremos estrellas de cine realizando “críticas mordaces” o “Roast” como lo llaman en inglés.

La premisa es la misma que en anterior título. Una suerte de mezcla entre Street Fighter y un “juego de cartas”. Los dos contendientes deben escoger de una lista (mazo) común y formular frases coherentes y ofensivas con las que atacar al otro. Tendremos un par de opciones aleatorias externas a la lista (mazo) principal y contaremos con una opción de “contrarréplica” (“comeback” en inglés) que nos permite enfatizar más la frase y hará las veces de “ataque especial” al llenarse su correspondiente barra. También podremos realizar “combos” al insultar dos o más veces con un mismo tema y herir más los sentimientos a nuestro rival.

De hecho, las “barras de vida” en este juego se traducen en el orgullo de cada contendiente e irá bajando según los insultos recibidos. Cada uno tendrá una biografía y un punto débil diferente que herirá su orgullo más de lo normal y es algo a tener en cuenta a la hora te atacar al rival.

Contaremos con un modo carrera, con metas a alcanzar diferentes para cada uno de los 8 personajes. Tampoco contaremos con los 8 desde el principio, sino que deberemos ir desbloqueándolos al jugar. Además habrá un modo para dos jugadores y hasta una tabla de clasificación.

El principal problema lo tendremos exactamente igual que en el título anterior. Es un juego íntegramente en inglés y con muchas frases “ingeniosamente atípicas” que serán difíciles de comprender para alguien que no esté moderadamente avanzado en el idioma. Dado que el juego consiste, precisamente, en tratar con el lenguaje puede ser un hándicap muy marcado, o una buena forma de practicar, según se mire. La banda sonora trata de ser consecuente sin estorbar y está planteada para sonar muy de fondo, centrando la atención en los diálogos.

Algunos defectillos menores siguen presentes, como la forma en que las expresiones se concatenan entre ellas al ser leídas como frases. A fin de cuentas, se nota que han sido grabadas de forma independiente y quedan algo raras al ser unidas, aunque esto es un problema sin importancia. Aun con todo, no deja de ser bastante “épico” cuando enlazas un insulto compuesto, en combo y encima lo haces como una “contrarréplica” anotando 60 puntos de “daño” al orgullo del rival mientras el público exclama con sorpresa.

https://www.youtube.com/watch?v=YRaEoAPV4lc Fue en noviembre de 2016 cuando en este medio publicamos un análisis del anterior título de esta compañía. En aquella ocasión lo obtuvimos para Steam y se nos planteó como una idea innovadora y algo gamberra. En esta ocasión, llamémoslo segunda parte o secuela espiritual, el simulador de insultos…

Oh…Sir! The Hollywood Roast

Nota Final – 6



6/10

Bueno

Estamos ante un juego gamberro, pero que puede resultar divertido si disfrutas de los duelos dialécticos. Ciertamente, no es un “Triple-A” pero tampoco pretende serlo. Lo único que busca este juego es proporcionar un rato entretenido a un precio razonable. Quizás, siendo una segunda parte, podrían haber planteado mayores novedades en algún sentido, pero no deja de ser divertido en su propio estilo.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Seth Garamonde
Sigueme en

Seth Garamonde

Redactor at Zeta Ochenta
Entusiasta de los videojuegos y estudiante de su “backstage” desde hace ya muchísimos años. Comenzó sus andaduras con un ZX Spectrum 48k y pasó por una GameBoy, SNES, todas las Playstation e incluso GameCube o Xbox 360.
Seth Garamonde
Sigueme en
About the author

Seth Garamonde

Entusiasta de los videojuegos y estudiante de su “backstage” desde hace ya muchísimos años. Comenzó sus andaduras con un ZX Spectrum 48k y pasó por una GameBoy, SNES, todas las Playstation e incluso GameCube o Xbox 360.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para continuar tienes que aceptar la política de cookies. Más información.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

Cerrar