Análisis – Bloodstained: Ritual of the Night

No puedo decirle adiós al ayer, amigo mío, me aferraré a él hasta el final.

Trailer de lanzamiento.

Fue en junio de 2015 cuando llegó a mis oídos que Koji “IGA” Igarashi, el “Padre” de los “Metroidvania”, tenía en mente “hacer Castlevania grande de nuevo”, si me entendéis. Entré en la página del proyecto y vi a este señor, ataviado como si fuera el mismísimo Dracula, sentado en su “trono” y con su copa en mano, arrojarla al suelo con gran desprecio mientras rememoraba como en “cierta” compañía le habían dicho que estos juegos no tenían futuro. Se había propuesto demostrarles lo errado de esa afirmación, pero no podía hacerlo solo. Ahí es donde entrábamos nosotros.

La idea era recaudar el dinero y la notoriedad suficiente como para sacar adelante el proyecto, de nombre Bloodstained, y “darles en la boca” a quienes daban el género por muerto. Es bien sabido que fui uno de esos “backers” y aposté parte de mis escasos fondos al proyecto. La recaudación no tardó en superar todos los topes que se fueron marcando y, de hecho, tuvieron que inventar más metas para incentivar. Cuando se tiene algo de conocimiento en este mundillo no es difícil imaginar lo arriesgado que resulta este sinfín de promesas.

Arte Conceptual.

Más tarde, todavía esperando “el juego prometido”, sale “Mighty No. 9” que también era un “juego prometido” aunque en este caso de la mano del supuesto y mal llamado “Padre” de Megaman, Keiji Inafune. El juego, por ser suaves, resulta un desacierto y produce en nosotros los “backers” todo el terror. Igarashi tarda poco en responder y nos dice que todo va “viento en popa” y que no nos preocupemos. Paradójicamente, fue Capcom la que “hizo Megaman grande de nuevo” sin la ayuda de ese “padre” suyo, pero eso ya es otra historia.

Empezamos a ver el juego, tanto en eventos como en una demo que se nos proporciona a los backers y no tenía mala pinta, pero distaba bastante de la excelencia, aunque los controles y el sistema estaban ahí. La gente tarda poco en reaccionar negativamente a los gráficos y el equipo, viéndose algo sobrepasado, recluta más ayuda para sacar adelante el proyecto. Por desgracia, otra de las polémicas que han acompañado al título, es el incumplimiento de ciertas promesas como su salida en WiiU o PsVita, que a día de hoy no tendrían sentido. Llegados a este punto, y sin querer entrar en más detalles de esta “aventura inversora”, solo nos queda preguntarnos ¿Está Bloodstained a la altura de sus promesas?

Apreciaremos las mejoras gráficas.

Vamos a empezar por el apartado gráfico. Solo hay que ver el trailer que se hizo al respecto para darse cuenta de que los gráficos mejoraron mucho y ahora tienen un nivel muy adecuado. Desgraciadamente, en tiempos de salida, la optimización no está todo lo bien realizada que debiera y el juego tiene una tasa dispar de fotogramas por segundo, siendo Switch la más perjudicada con problemas de latencias en los controles también.

A nivel gráfico de diseño el juego es muy notable, aunque tampoco se puede decir que se haya alcanzado la excelencia. Aun con todo, a nivel jugable nada nos “chirría” en pantalla y todo resulta muy agradable. Al ser un juego de naturaleza 2.5D hay combates muy impactantes, con enemigos enormes, que hubieran sido difíciles en tiempo de joyas como “Castlevania: Symphony of the Night” de Playstation. El juego está lleno de detalles decorativos, como cuadros (con caras de los mayores mecenas del proyecto), mobiliario (interactivo en ciertos casos) y muchos otros. Los diseños de Ayami Kojima tienen una bella factura y se dejan notar en el proyecto. Ella, como muchos otros implicados, también tuvo muchísimo que decir en anteriores proyectos de “IGA”, como el mismo Castlevania anteriormente mencionado.

Miriam en acción.

El apartado sonoro es toda una delicia, dejándose notar (y mucho) la mano de la gran Michiru Yamane en el proyecto. El estilo y las formas coinciden con los anteriores “IGAvanias”, pero aportan la frescura necesaria para el proyecto y nos mete en situación rápidamente. Resulta fácil acabar tarareando muchos de los temas del juego, cosa de agradecer en estos tiempos. Tampoco debemos dejar atrás a Ippo Yamada, que también contribuye a la banda sonora desde el principio.

El apartado sonoro es más que correcto, destacando grandes voces que se han unido al proyecto, como Erica Lindbeck como Miriam, Ray Chase (Noctis en Final Fantasy XV) como Gebel, David Hayter (Solid Snake en Metal Gear Solid) como Zangetsu o Robert Belgrade (Alucard en el doblaje original del Castlevania SOTN) como O.D.

El menú principal.

Al margen de las voces más notables, el resto del plantel también aporta un gran trabajo y coherencia al proyecto. Nótese que, si no nos interesan las voces en inglés, también podemos optar por su doblaje japonés. Los subtítulos son correctos, aunque son de origen latinoamericano y no se ha optado por hacer dos separados, uno para España y otro para Latinoamérica, como suele ser habitual. En cualquier caso, son correctos, y no deberían resultar un problema.

A nivel argumental no nos encontramos con una narrativa sobresaliente, aunque si suficiente para el tipo de producto que tenemos entre manos y a la altura de lo necesario. Quizás podría haber sido más ambiciosa en ciertos temas y hay algún otro defecto que referiré un poco más abajo, sin entrar en spoilers. Los personajes son carismáticos y ayudarán a introducirnos en esta nueva IP sin problemas.

Fragmentos, tan coloristas como útiles.

Este juego es un “heredero espiritual” de los proyectos previos de Igarashi, y no ha dudado en dejarlo claro en todo momento, además de aprender de ellos. De esta forma, contaremos con muchos elementos jugables que a los veteranos de los “IGAvanias” nos resultarán familiares, como absorber las habilidades de los enemigos, distintas armas, técnicas para las armas que podemos realizar como si fueran técnicas del mismísimo “Street Fighter” (no dudéis en hacer un “Ha-Do-Ken” cuando tengáis equipadas las “Botas de Kung Fu”). Tendremos fragmentos de distintos colores que podemos absorber de los enemigos y, dependiendo del tipo y color, nos aportarán un tipo de habilidad u otras, siendo algunas de ellas pasivas.

También podremos disponer de la alquimia para hacernos armas y cristales mejores, además de comidas que, una vez probadas por primera vez, nos aportarán mejoras permanentes a nuestro personaje. No faltarán, por supuesto, los componentes RPG como los consabidos “fuerza, destreza, constitución…” y la subida de nivel. De esta forma, si jugamos con prisas se nos hará cuesta arriba, pero si nos dedicamos a ser completistas, acabaremos siendo como dioses dentro del mismo juego y, en los últimos compases de la partida, no habrá quien nos pare. Como es norma en este tipo de juegos, los comienzos tienden a ser más difíciles que los finales, sobre todo si se es paciente. Si se nos hace todo demasiado sencillo, podremos elegir mayores dificultades, aunque por desgracia, las mayores quedan bloqueadas de inicio, cosa que no debería ser así.

Ya sabéis niños, con una membrana pequeña y un hueso derretido podemos sintetizar una poción.

Sobre la duración, como suele ser normal en este tipo de juegos, es un tanto ambigua. Si nos referimos a webs como “howlongtobeat.com”, podemos observar que se puede completar en unas 12 horas y media, frente a las 8 horas y media del Castlevania SOTN. Aun así, estas duraciones pueden variar mucho dependiendo de lo que nos atasquemos o lo completistas que seamos. Un servidor de ustedes lleva 50 horas de juego y todavía tengo cosas pendientes, pese a haber visto ya el final.

He querido dejar en un apartado sobre un tema que bien pudiera ser tomado como una ventaja o un defecto de este producto. Bloodstained es, ante todo, una secuela espiritual y un homenaje al ya clásico y mencionado en múltiples ocasiones “Castlevania SOTN”. Desde el uso de la voz de su protagonista en este propio título a la gran cantidad de situaciones, tanto argumentales como en escenarios, que nos recordarán al mencionado juego son incontables. La parte positiva es la añoranza nostálgica que nos produce cuando lo jugamos. La parte negativa es que sabemos lo que va a pasar, como superar ciertos obstáculos y demás si ya hemos jugado al mencionado título.

Y esto son solo los primeros compases del juego, con un trocito pequeño del gran mapa que nos espera.

Dejo en vuestras manos, queridos lectores, el valorar esto como bien estiméis oportuno. En lo que a mí respecta, lo considero adecuado, aunque bajo la premisa de una futurible nueva entrega, que sepa alejarse la zona segura de la nostalgia para hacernos vivir nuevas aventuras más arriesgadas e innovadoras. En definitiva, y concluyendo ya este viaje, considero que se ha cumplido el objetivo y que el resultado es notable. ¿Podría ser mejor? La respuesta es sí, pero no olvidéis que esto de hacer juegos fuera de las “amorosas manos” de las grandes compañías y con patrocinio es una “terra incógnita” que todavía no resulta un suelo seguro. Además, las versiones de consolas han salido con bastantes fallos y todavía están trabajando en solventarlos, siendo la de Switch la versión más perjudicada, como ya comentáramos antes. Esto no ha sido un “viaje de placer” para Igarashi, pues como todos él estaba acostumbrado a tener jefes que se comieran las decisiones económicas. Aun así, el proyecto se considera un éxito y solo falta ver la aprobación del mercado (de haberla) a la propuesta que tenemos entre manos. No olvidemos, por último, que todavía quedan metas que cumplir y DLCs que publicar con mejoras prometidas.

El primer tier de metas a alcanzar.
El segundo tier de metas a alcanzar.
No puedo decirle adiós al ayer, amigo mío, me aferraré a él hasta el final. https://youtu.be/xi7Wzl3YHjU Trailer de lanzamiento. Fue en junio de 2015 cuando llegó a mis oídos que Koji “IGA” Igarashi, el “Padre” de los “Metroidvania”, tenía en mente “hacer Castlevania grande de nuevo”, si me entendéis. Entré…

Bloodstained: Ritual of the Night

Nota Final – 8.5

8.5/10

Notable

No llega a ser sobresaliente, pero si un producto notable que hará las delicias de los fans de anteriores proyectos de IGA. Todos sus apartados están a la altura. Tiene fallos de optimización que deben mejorarse, pero están sacando parches a un buen ritmo y es de esperar que todo acabe bien. Es divertido, jugable, adecuadamente largo y una joya de la nostalgia. Un producto más que recomendable.

Puntuación de Usuarios: 4 ( 1 votos)
Sigueme en

Seth Garamonde

Redactor at Zeta Ochenta
Entusiasta de los videojuegos y estudiante de su “backstage” desde hace ya muchísimos años. Comenzó sus andaduras con un ZX Spectrum 48k y pasó por una GameBoy, SNES, todas las Playstation e incluso GameCube o Xbox 360.
Seth Garamonde
Sigueme en

Latest posts by Seth Garamonde (see all)

About the author

Seth Garamonde

Entusiasta de los videojuegos y estudiante de su “backstage” desde hace ya muchísimos años. Comenzó sus andaduras con un ZX Spectrum 48k y pasó por una GameBoy, SNES, todas las Playstation e incluso GameCube o Xbox 360.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.