Análisis – Blasphemous

Trailer de lanzamiento del juego.

Vivimos tiempos donde crear algo nuevo es bastante difícil, más que nada porque ya hay demasiada gente intentando innovar y esto se ha convertido en toda una carrera de fondo. Una de las soluciones a este simpar problema es mezclar cosas e ir cogiendo fragmentos de aquí y allá. Esto, a fin de cuentas, no es algo nuevo y lo hemos visto en todos los exponentes artísticos a lo largo de los tiempos. El juego que nos ocupa, hace lo exactamente eso, pero dándole a su vez una esencia e identidad propias.

Nos encontramos ante un “Metroidvania’s Souls”, como lo he visto nombrar en algunos sitios. Y debemos decir que no cumple los requisitos de ninguno de ambos títulos, pero a su vez si que bebe un poco de su legado. De los “metroidvanias” adquiere un mapeado complejo y con objetos especiales que nos irán desbloqueando rutas antes imposibles sin los mencionados objetos. De los “Souls” adquiere los niveles peligrosos y con trampas mortales (que no suelen darse en los “Metroidvanias” pero aquí sí) y el tener que recuperar nuestra “esencia” (aquí llamada “fragmentos de culpa”) como castigo por morir pero, sin embargo, no tiene la dificultad de un “Souls“.

Es mejor no ir dejándonos los fragmentos de culpa por ahí, pues luego lo lamentaremos.

No faltarán los NPCs a la reunión, otorgándonos misiones a completar y recompensas por llevarlas a cabo. La dificultad del título está bastante bien ajustada, y premiará muchísimo el explorar cada rincón del mapa que, por cierto, también tiene habitaciones ocultas. Encontraremos reliquias que nos harán la vida más fácil y objetos coleccionables que también otorgarán su debida recompensa por encontrarlos todos.

Hay una gran variedad de enemigos y cada uno tiene mecánicas distintas a tener en cuenta de cara a lidiar con ellos, siendo algunos bastante peligrosos al encontrarse en grupos junto a otros tipos concretos de “hostiles”.  Para luchar contra ellos, tampoco faltarán los combos, parrys, contraataques y muchas otras habilidades. Si llegamos a los últimos compases del juego habiéndonos tomado la molestia de buscar todo lo que hay por recoger, acabaremos siendo casi “dioses” en el juego y el último combate no será tan duro. Si por el contrario aspiramos a completar el título en poco tiempo y con prisas, deberemos tener una gran habilidad.

Con paciencia y dedicación, nuestro poder será temible.

Sobre ciertos matices de como está estructurado el juego, cabe debatir si se les tacha de defectos o de virtudes, según el gusto del jugador. Entre las cosas que a un servidor de ustedes no termina de gustar, encontramos un mapa con pocos puntos de viaje rápido, si bien es cierto que los atajos (si se han encontrado y saben usarse) nos permitirán llegar a cualquier parte del recorrido en poco tiempo. Otra cosa que no me gusta es que hay misiones que podemos fracasar definitivamente y solo podremos reintentarlas empezando una partida nueva. También quisiera destacar en esta misma línea es la falta de información o lo críptica de la misma. De nuevo, no es un fallo per se, sino una forma de añadir dificultad al juego que nos obliga a devanarnos más la sesera o, en su defecto, buscar en la red. Ninguna de estas tres cosas es en sí misma un defecto, pues forma parte del entorno difícil que es del agrado de muchos jugadores. Serán ustedes, apreciados lectores, quienes deberán juzgar cuan tolerables o aplaudibles son estas cosas.

Menos debate encuentro en ciertos bugs que me he encontrado en ciertos momentos, pero sí diré que han sido escasos y ninguno me ha roto la partida como tal. En el peor de los casos, solo he tenido que entrar y salir del juego de nuevo y todo solventado. También es cierto que se están parcheando cosas por lo que es de esperar que la situación esté corregida en breve.

El mapa de Custodia, aunque todavía queda mucho por explorar.

A nivel argumental, una maldición ha caído sobre las tierras de custodia, conocida como el milagro, y nosotros controlaremos a “El Penitente”, mudo y enmascarado, en su ruta para alcanzar la expiación, espada en mano. El resto deberemos descubrirlo por nosotros mismos, dejando a nuestro paso los cadáveres de nuestros enemigos, regados con la sangre, tanto suya como nuestra.

A nivel gráfico es donde encontramos una de las grandísimas señas de identidad de este título. Inspirado en el folclore andaluz y en el arte de, entre otros, Goya, el juego nos presenta una iconografía altamente reconocible para aquellos de nosotros que venimos del sur. Desde cuadros y esculturas hasta leyendas han servido como inspiración para el “lore” y el apartado gráfico de este título. El “Pixel Art” que usa no busca ser realista, sino que en general, recuerda más a cuadros y tiene una cierta “belleza tétrica” que destaca mucho. Los fondos sin igualmente preciosos y las animaciones fluidas y cuidadas.

Andalucía, simbolizada en algo tan nuestro como los olivos.

Pese a su fuerte inspiración en el folclore y, por ende, en el cristianismo, el equipo ha tenido un especial cuidado en inspirarse, pero sin ofender. De esta forma, no veremos cruces ni se nos hablará de Jesucristo en el juego.

La banda sonora, a cargo de Carlos Viola, es igualmente evocadora por lo que el oído acostumbrado notará notas flamencas y de varias partes del sur de España sin demasiados esfuerzos. Aun así, la banda sonora contribuye en gran medida al ambiente oscuro y hostil que el juego nos presenta y está más que cuidada.

No faltarán los coleccionables, un tanto tétricos en esta ocasión.

Los sonidos son correctos y no destacan, pero tampoco sobran. El doblaje está, hoy por hoy, solo en inglés. Sinceramente, dada la ambientación del título, se echa un poco en falta un doblaje en castellano (o quizás concretamente en andaluz) que vaya a tono con el ambiente que el juego nos propone. Aun así, las voces son correctas y complementan bien al resto de apartados.

En definitiva, nos encontramos con otra joya venida de tierras patrias, que no necesita de nuestra “condescendencia patriótica” para demostrar todo lo que nos tiene que ofrecer. No es una obra perfecta, pero si más que notable y cuidada. No es un juego fácil, pero tampoco llega a un punto de frustración imposible.

Soledad y magnificencia.
Demo jugada y retransmitida por un servidor en nuestro canal de Twitch y colgada posteriormente en el canal de ZetaOchenta Plays.
https://youtu.be/ph5fVkkv6QA Trailer de lanzamiento del juego. Vivimos tiempos donde crear algo nuevo es bastante difícil, más que nada porque ya hay demasiada gente intentando innovar y esto se ha convertido en toda una carrera de fondo. Una de las soluciones a este simpar problema es mezclar cosas e ir cogiendo…

Blasphemous

Nota Final – 8.5

8.5/10

Notable

Un gran título e igualmente gran exponente del software español que usa sabiamente nuestra cultura y folclore para hacer una obra única, aunque inspirada en varios grandes títulos del mundo de los videojuegos. No es perfecto, pero sí más que recomendable si os gustan los juegos 2D inspirados en Castlevania, aunque con tintes de la saga Souls y otros títulos.

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!
Sigueme en

Seth Garamonde

Redactor at Zeta Ochenta
Entusiasta de los videojuegos y estudiante de su “backstage” desde hace ya muchísimos años. Comenzó sus andaduras con un ZX Spectrum 48k y pasó por una GameBoy, SNES, todas las Playstation e incluso GameCube o Xbox 360.
Seth Garamonde
Sigueme en

Latest posts by Seth Garamonde (see all)

About the author

Seth Garamonde

Entusiasta de los videojuegos y estudiante de su “backstage” desde hace ya muchísimos años. Comenzó sus andaduras con un ZX Spectrum 48k y pasó por una GameBoy, SNES, todas las Playstation e incluso GameCube o Xbox 360.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.