Análisis – Agony

Hoy nos toca pasar por otro de esos títulos que originalmente nacieron en Kickstarter, crecieron como una producción indie y acabaron de una manera algo más desilusionante de lo que hubiéramos esperado.  Pero al menos en este caso, el producto ha continuado las premisas iniciales pese a que estas eran complicadas de realizar en una industria que el +18 intenta evitarlo todo lo posible.

Desde Mandmind Studios lograron recaudar la cifra de 182.000 dolares para la creación del juego, casi el triple de lo pedido en inicio, la idea era mostrarnos el infierno en primera persona a modo de Survival horror, y pese a que el resultado final no es el mejor, si es cierto que la idea de perturbar al personal y hacerlo pasar mal a muchos grados, lo han conseguido de sobra.

Somos un alma perdida en el infierno, no hay escape o al menos eso parece, porque lo más parecido a poder salir de ese lugar es encontrar a la Diosa Roja y esperar a que de alguna manera nos ayude a despertar de esa pesadilla.  Pero no hay palabras para explicar lo que te vas a encontrar, ya que todo es digno de un mundo creado por la mente de Clive Barker, siendo en algunos momentos superado por elementos excesivamente desagradables.

Cabe indicar que la versión que finalmente nos llega ha sido censurada, dejando de lado multitud de momentos demasiado desagradables como violaciones, desmembramientos, asesinatos de niños y escenas demasiado subidas de tono.  Se prometió que al menos en pc íbamos a poder disponer de una versión mejorada y  sin censura en unas semanas, pero finalmente la idea se ha cancelado ya que el equipo no se encuentra en buena situación económica, aun así era posible ver un vídeo corto con ejemplos de lo que no hemos podido ver directamente y podemos decir que el resultado no iba a aportar demasiado.

¿Pero y el juego que tal está? Pues asemejándose a la ambientación, podemos decir que cuanto menos es algo raro, ya que nos introduciremos por pasillos y pasillos de escenarios, con rompecabezas, coleccionables y todo con mucho cuidado y andar con sigilo para no “morir” a las primeras de cambio.  No son acertijos especialmente complicados, la dificultad viene en poder resolverlos con cuidado, y es que después de todo no es extremadamente largo y en 8 horas habrás podido acabarlo.  Es justo decir que cada vez que mueres, te reencarnas en otro ser, pero en algunos modos de dificultad, si mueres tres veces seguidas, vuelves al anterior punto de grabación y eso puede hacer llevarnos a repetir numerosas veces ciertas zonas y fastidiarnos el  avance.

Igualmente la idea de Agony es ser rejugado en numerosas ocasiones, hasta poder ver los siete finales que dispone el juego o poder acceder a otros modos como el modo Súcubo o el modo Agonía.  En el modo Súcubo, podremos rejugar ciertos niveles en el papel de estos seres, dando un punto de vista diferente al desarrollo de los mismos, mientras en el modo agonía se generará un escenario aleatorio y nuestro fin será sobrevivir la mayor cantidad de tiempo.  El hecho es, ¿después de jugar la campaña principal el juego engancha lo suficiente como para seguir? En mi caso puedo decir abiertamente que no, que toda mi experiencia con el juego ha sido demasiado desagradable pero señalo esto como un punto que no tiene que ser negativo para todo el mundo, por lo que me reafirmo, no lo volvería a rejugar.

Y si llegamos al punto del apartado técnico, la cosa queda bastante pobre y es que aun disponiendo de un sistema de iluminación muy bruto, escenarios y algunos npc o enemigos pecan de ser simplistas y de que no han sabido llegar a aprovechar lo que le daba la máquina.  Además, la interacción entre personajes y las animaciones muchas veces pecan de ser demasiado bastas y te puede sacar completamente de un juego que consigue una de las cosas que busca, perturbarte.

Podríamos decir que Agony tiene su público, y si eres ese público podrás ver que tiene puntos muy positivos y otros tantos muy negativos, quedando globalmente un juego que es un quiero y no puedo, donde quizás la financiación ha sido insuficiente para las intenciones de hacer algo mucho más grande de lo que finalmente ha conseguido ser.

Hoy nos toca pasar por otro de esos títulos que originalmente nacieron en Kickstarter, crecieron como una producción indie y acabaron de una manera algo más desilusionante de lo que hubiéramos esperado.  Pero al menos en este caso, el producto ha continuado las premisas iniciales pese a que estas eran…

Agony

Nota Final – 5.4



5.4/10

Demasiado perturbador

Si buscas algo que realmente parezca sacado de una pesadilla, Agony sin duda puede llamarte la atención. Desde ahí solo tener en cuenta que es un título barato en muchos sentidos, incluso en su precio de venta, aunque lamentablemente también en sus niveles de producción.

Cómpralo aquí

Puntuación de Usuarios: ¡Se el primero en votar!

Gref

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte.Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.
Gref
About the author

Gref

Los videojuegos son el noveno, décimo o undécimo, arte. Son capaces de transmitir sentimientos, y la mayoría de ellos, el sentimiento de culpa... por tenerte tantas horas enganchado.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para continuar tienes que aceptar la política de cookies. Más información.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

Cerrar